/7.5.4/video-js.css" rel="stylesheet">     Cómo lavar la cabellera masculina • Guapísimas

Salvo honrosas excepciones, que las hay, en general, los hombres dan menos importancia y, sobre todo, dedican menos tiempo y esfuerzo a su pelo que las mujeres.

No solo porque suelen tenerlo más corto y prescinden de peinarlo demasiado, sino por una cuestión de tiempo.

La mayoría de los varones reducen a lavar y peinar sus cuidados capilares: una champunada rápida y, como mucho, algo de gel o cera para domar mechones o peinar hacia atrás.

Sin embargo, los expertos insisten: merece la pena invertir algo más de tiempo en la rutina capilar, especialmente cuando el cabello está seco, dañado o graso.

A ningún hombre le gusta que el cabello le dure limpio poco tiempo, tampoco le gusta tener picores y, mucho menos, encontrar restos de caspa en la americana.

Todas estas cuestiones tienen solución, simplemente eligiendo el producto adecuado y dedicando algo de tiempo, que serán unos minutos más.

Expertos de la firma Schwarzkopf explican: Con solo unos pocos pasos y los productos adecuados, lograr un cabello atractivo y sano es fácil. Para empezar, hay que saber qué champú es el más conveniente.

Tipo de champú

Existen para cabellos grasos, secos y con caspa. Antes de comprar, hay que pensar que este primer paso ya aporta cuidado al cuero cabelludo y al cabello. No sirve cualquier cosa y, mucho menos, sirve el gel de ducha o jabón de manos.

Atención: Si normalmente se usan productos de peinado (gomina, laca o cera), es importante eliminar los restos por completo. Un champú suave puede ayudar.

Los hombres de cabello muy corto pueden omitir el acondicionador, pero los de cabello largo deberían usarlo”

¿Cabello seco y con caspa?

Se impone sí o sí un champú especial anticaspa. Y se impone usarlo cada día, mientras uno se quiera ver libre de ella. Después, con un par de veces en semana como medida preventiva, es suficiente. Pero no vale usarlo unos días y dejarlo.

Las sustancias activas, como el piritionato de zinc, combaten la causa de la caspa (que, en la mayoría de los casos, es un hongo de levadura), reduciendo así su formación.

El cabello graso, muy común en los varones

“El cabello graso puede tener varias causas”, afirman desde la marca Schwarzkopf, que advierten: “La alimentación, tocarse el cabello frecuentemente con las manos y la genética son factores de riesgo”.

Su recomendación es combatir la actividad de las glándulas sebáceas hiperactivas del cuero cabelludo con un champú sin siliconas para cabello graso. Estos contienen surfactantes que limpian y desengrasan completamente el cuero cabelludo para mantener controlada la producción de grasa.

En caso de elegir un champú especial para cabello graso, es importante alternarlo (un día sí, dos no) con otro que sea hidratante suave y sin aceites.

¡Atención, melenas!

Los chicos también llevan el cabello largo y hay que saber que requiere un cuidado especial. Además, del champú adecuado al tipo de cabello, se pueden sumar estos productos:

  1. Acondicionador: Si se quiere mantener, además de largo, liso, este producto le aporta una especie de capa protectora que alisa la capa exterior de la cutícula que se ha vuelto áspera. Además, proporciona brillo, facilita el peinado y ayuda a domar el cabello encrespado.
  2. Mascarilla: Para mantener la melena saludable y brillante, se debe usar mascarilla una vez a la semana. La forma correcta de aplicarla es de medios a puntas (es decir, en el cuero cabelludo, no), dejándola actuar unos cinco o diez minutos y, después, aclararla bien. Bien, bien. Hasta que no queda rastro.
  3. Tónico: Existe tónico capilar y es un producto muy interesante para quienes se notan el pelo pobre, con pérdida de densidad. El tónico regenera el cabello de la raíz a las puntas y promueve la circulación de la sangre. El resultado: un cuero cabelludo sano y un pelo fuerte y brillante.
  4. Champú seco: Es un producto multiuso que no solo sirve para adecentar una melena que no ha dado tiempo a lavar. También se puede usar para dar volumen instantáneo Se pulveriza en las raíces, se trabaja con los dedos y luego se cepilla.
  5. Lavar la barba: Al lavar el cabello, conviene dar una pasadita a la barba. Lo mejor, con un champú suave que no reseque la piel. Después de lavarla, se puede usar un aceite para barba. Este actúa como un emoliente natural e hidrata gracias a su mezcla de aceites base y aceites esenciales. Además, la piel de la cara también se beneficiará.

Últimos consejos (by Schwarzkopf Team)

  • No tengas prisa: Ni el mejor producto te ayudará si lo enjuagas demasiado rápido. Sigue el lema: “Déjalo actuar”. Si te aburres, aprovecha el tiempo de espera para afeitarte o cepillarte los dientes.
  • Aclara, aclara, aclara: Después del champú, acondicionador u otro tratamiento, enjuaga siempre bien. Los residuos del producto pueden acumularse y apelmazar tu cabello, haciéndolo parecer fibroso.
  • Lávate, no te escaldes: Evita lavar el cabello con agua muy caliente, ya que puede secarse. El agua templada es lo mejor. Si quieres un final feliz, dale a tu cabello un último enjuague frío para conseguir más brillo.