/7.5.4/video-js.css" rel="stylesheet">     Tricopigmentación: te interesa más de lo que piensas • Guapísimas
FOTO: Unsplash

Tricopigmentación: te interesa más de lo que piensas

Igual que un sutil tatuaje puede dar mayor densidad a las cejas, el cuero cabelludo parecer repoblarse, aguja y tinta mediante

Antes de llegar al injerto capilar (o mientras se enraíza correctamente), existe una forma de cubrir ciertos defectos que siempre hay en el cuero cabelludo en hombres cuyas cabelleras clarean.

Se trata de la tricopigmentación, que simula la presencia de pelos en el cuero cabelludo, mediante la micropigmentación selectiva del mismo.

Al igual que el microblading hace en las cejas, la tricopigmentación tiene el objetivo fundamental de modificar, corregir, embellecer y reequilibrar de forma semipermanente las zonas donde no nace pelo, mediante la implantación de pigmento en la piel del cuero cabelludo.

Tricopigmentación: ¿tatuarse la cabeza?

Sí, pero no. No se trata de dibujar en la cabeza como si de pronto tuvieras un pelazo en solo dos dimensiones, sino que consiste en la inyección de una pequeña cantidad de pigmento en la capa superficial de la dermis del cuero cabelludo para conseguir un aspecto natural del mismo.

Que parezca, con ese sombreado, que en esa zona hay pelo (aunque sea poco). En lugar de verse piel, se ve una zona oscura que hace pensar que todavía hay cabellera.

Los tres candidatos ideales a la tricopigmentación

¿Eres tú uno de ellos? Según la Dra. Amira Chehade, médico de Insparya Madrid (clínica especializada en microinjerto capilar), la tricopigmentación es idónea en tres escenarios:

  1. Pacientes que cuentan con zonas completamente despobladas, donde se obtiene un aspecto de cabello rasurado
  2. Pacientes que ya cuentan con cabello y buscan un efecto de aumento de la densidad
  3. Pacientes que buscan disimular una zona cicatricial que pueda llegar a tener por cirugías previas de microtrasplante capilar o por otro tipo de cirugías realizadas en el cuero cabelludo

Eso toda la vida se ha hecho con unos sprays que emitían unas fibrillas que se quedaban adheridas al cuero cabelludo –donde este más ralo estaba- y creaba la ilusión de cierta densidad capilar.

Ahora puede hacerse con resultados semipermanentes. Más cómodo, imposible.

Datos prácticos de la tricopigmentación:

1. No duele o, como dicen los expertos de Insparya, pioneros en España de esta técnica: “Es prácticamente indoloro”.

2. Es, lógicamente, un proceso más rápido que el del injerto capilar

3. Es útil como opción terapéutica en áreas despobladas y para cubrir zonas cicatriciales.

Complemento perfecto al trasplante capilar

Sostiene la Dra. Chehade que para los pacientes que se hayan sometido a un trasplante capilar, la tricopigmentación podrá permitir extensiones más amplias en áreas donantes con alguna debilidad. Ella misma explica el procedimiento:

La micropigmentación se puede realizar en la zona receptora, donde previamente se haya realizado un microtrasplante capilar para dar mayor sensación de densidad o también en la zona donante, cuando se haya extraído cierta cantidad de folículos pilosos para dar también una mayor sensación de densidad”

La Dra. Chehade anima a todos los hombres (y mujeres que padezcan alguna cicatriz o zona despoblada pequeña, que prueben a micropigmentarse el cuero cabelludo: “Los resultados habitualmente son óptimos ya que, al tratarse de una técnica muy avanzada y desarrollada, la presencia de esta micropigmentación es prácticamente imperceptible”.

Cabe destacar que, aunque parezca inventada para pequeñas zonas, esta técnica se puede utilizar tanto en pacientes que presentan una calvicie total como en aquellos que tienen alopecia parcial.

Ojo con la zona frontal

La garantía para que este procedimiento quede bonito es que, al igual que ocurre con el microtrasplante capilar, el diseño de la línea de implantación frontal se cuide mucho.

Como la doctora indica, “este diseño de la línea de implantación difiere lógicamente entre hombres y mujeres en función del resultado que estemos buscando”.

Otro punto importante a tener en cuenta es la intensidad del color; esta intensidad variará en función de la zona que estemos tratando según nos interese marcar más unos puntos que otros.